28 dic. 2008

Murió Eartha Kitt, la Gatúbela de Batman

NUEVA YORK, Estados Unidos.-
Cuando Eartha Kitt estaba sobre el escenario, recorría todos los registros. Seducía al público con su lenguaje corporal y con la suavidad de su voz, por la que fue bautizada como la "sex kitten" (gatita sexy). Ayer, la cantante, bailarina y actriz afroamericana falleció en Nueva York, a los 81 años, como consecuencia de un cáncer.

Kitt, que se convirtió en la "musa negra" de la bohemia blanca, durante los años 40 y 50, y alcanzó la fama con su interpretación de "Gatúbela", en la serie televisiva "Batman", en los años 60.

También mostró sus garras en una cena en la Casa Blanca, cuando criticó la Guerra de Vietnam. El comentario supuso un doloroso golpe para su carrera, pero como una auténtica gata, Kitt se levantó una y otra vez.

Su padre, un recolector de algodón de los estados del sur norteamericano, le dio el nombre de Eartha, que significa "nacida en la tierra". Cuando falleció, su madre, una india cherokee, se volvió a casar pero el nuevo marido consideró a su hija de piel demasiado clara. Así, la pequeña de nueve años, tuvo que dejar su casa y fue criada por una tía en Harlem.

Su carrera en los escenarios comenzó cuando tenía 16 años en Manhattan. Allí fue contratada por el Dunham Dance Group y actuó con la compañía en todas las capitales de Europa. Entre las presentaciones más recordados figura una ante la familia real en Londres, en 1984. Poco después dejó el grupo e inició en el club nocturno parisino "Carrols", su carrera como cantante solista.

Carrera con historia
Para el astro de Hollywood, Orson Welles, Kitt fue "a mujer más interesante del mundo. El director la descubrió y la contrató en 1951 para su versión teatral de "Fausto". Con esta obra, también recorrió el Viejo Continente. La artista solía preferir al público europeo. "Ellos tienen cultura, los estadounidenses no", decía con su peculiar sinceridad.

Tras su regreso a Broadway, Kitt celebró en los 50 grandes éxitos con musicales como "Monotonous" y "Shinbone Alley". Luego de su papel de Gatúbela, en la serie televisiva "Batman", participó en las películas "Accused" y "Anna Lucasta".

Por sus interpretaciones musicales, la artista recibió nominaciones a los Grammy por discos como "Love for Sale". Entre sus grandes éxitos figuran "Je cherche un homme", "C’est Si Bon", "Let’s Do It" y "My Heart Belongs to Daddy".

Tras su dura crítica a la Guerra de Vietnam, durante una cena de gala en la Casa Blanca en 1968, Kitt fue vigilada por los servicios de inteligencia norteamericanos y boicoteada en la prensa. Tuvo que esperar 10 años para retornar al ambiente artístico gracias a una invitación del presidente, Jimmy Carter, y a un gran papel en el musical de Broadway "Timbuktu". En 1983, con el título, "Where Is My Man?" alcanzó los primeros lugares de las listas de éxitos musicales y regresó a los primeros planos.

La artista nunca olvidó su infancia en la pobreza. Cuando no estaba sobre el escenario, se sentaba de noche junto a la chimenea en su finca en el noreste de Estados Unidos y tejía guantes y medias. "Luego los vendo en mis conciertos y dono el dinero a los huérfanos. Otros tienen menos suerte que yo. Es mi deber ayudarlos", había declarado en una entrevista. (DPA)



No hay comentarios.: