8 ene. 2009

Mi familia es un dibujo

Nota aparecida en el suplemento S!, de Clarin, el 02/01/09.

Los blogs funcionan como plataforma para dibujantes independientes & jóvenes. El Sí! habló con cinco nuevos autores que dan a conocer sus viñetas a través de Internet.
Por: Nicolás Igarzabal Especial para el Sí!
A veces alcanza con una viñeta y un sólo globo de diálogo. Hay una famosa tira de Mafalda en que su mamá está al borde del panic attack al encontrarse con las paredes del departamento arruinadas por garabatos de Guille. Y él, siempre pícaro, se excusa con una pregunta: "¿No ez increíble todo lo que puede tened adentro un lápiz?". El dilema, en boca de un chico que recién abandona el chupete, es en realidad la base de todo historietista. No por casualidad fue Quino quien la eternizó en una tira, guiñándoles el ojo a sus colegas.

Revalidando la Epoca Dorada (1940-1960) y el Mafaldazo (1964-1973), la historieta argentina hoy goza de buena salud tras haber superado la sequía de los '90. El tercer milenio estuvo marcado por la vuelta de legendarias revistas del palo, como la Fierro y Comiqueando, la pérdida & reivindicación del Negro Fontanarrosa, el revival de El Eternauta (30 años después de la desaparición de Oesterheld. ¡Nevó en Buenos Aires, sí!), el 80º aniversario de Patoruzú y la llegada de Liniers (Olgaaaa). Y -no olvidarse- el impulso de los blogs como nueva plataforma para autores independientes. Entre las comunidades virtuales más visitadas están Historietas reales (www.historietasreales.wordpress.com), El círculo del cuadrito (www.circulosencuadritos.blogspot.com) y 4 Segundos (www.4segundosco- mics.com).

Es a través de la web donde más ruido comenzó a hacer una nueva generación de dibujantes, que dejaron de lado sus intentos de fanzines under y encontraron aquí una forma más dinámica de dar a conocer sus ilustraciones.

Este resulta un nuevo canal para llegar a gente de todo el mundo, ganarse sus propios lectores y arrancar las primeras sonrisas. de computadora a computadora, ¿No es increíble todo lo que puede tener adentro un mouse?


Juan Pablo Camarda: La vieja escuela
En el mundo de las historietas es jodido hablar de Mendoza sin remitirse a Quino. Juan Pablo Camarda (23) vive en Guaymallén (no vale hacer chistes con el alfajor) y conoce de comparaciones odiosas. "Mafalda está en el inconsciente colectivo, cuesta mucho despegarse si tenés otro estilo. Es como si tocaras la guitarra y te dijeran que vas a ser el nuevo Charly, pero no se dan cuenta de que hacés bossa nova y no saltás desde novenos pisos".

Juampa, como lo conocen todos, es autor de Yo Oso Verde: opinólogo de oído (2007), un personaje cargado con la acidez de un caramelo Suchard, que se burla de los políticos y banderea contra los K. "El oso no tiene una ideología definida... pero Néstor le caía gordo. Me gustó la idea de hacerlo casi tierno y que dijera todo sin filtro. Lo creé pura y exclusivamente para que pudiera decir lo que yo quería gritar". En una de las tiras se lo ve rodeado de diarios arrugados sobre el piso: "Decidí empezar el día de la manera más oficialista posible", ironiza el mamífero.

El hombre sin detalles (2004), por otro lado, es un personaje que no puede demostrar sus sentimientos. "Un alma sensible no comprendida", apunta su autor, ¿Un emo? "Nooo, ¡Jamás va a ser un emo! Se pondría muy triste con esa comparación".

Fan de Liniers y Alberto Montt, el mendocino arrancó a dibujar gracias al manga japonés (Dragon Ball Z y Caballeros del Zodíaco). "Los '90 pegaron fuerte en mi generación. Mi divorcio con el manga fue duro" (risas).

-¿Eras el típico nerd de tu clase?
-No, pero me la pasaba dibujando. Siempre fui un freak de cómics y videojuegos, y de eso no se vuelve. Igual me encanta ser freaky, soy un freaky de la vieja escuela.

http://www.juampastorietas.blogspot.com/


Soledad Otero: Biografía en viñetas
Soledad Otero (23) manoteó el lápiz desde chiquita: "Me divertía más crear mis propios personajes que jugar con ellos. Dibujarlos, recortarlos, jugar 5 minutos y volver empezar. Nunca me gustaron demasiado los muñecos comprados".

De grande estudió pintura, historieta, caricatura e ilustración infantil. Mamó de cómics nacionales, europeos y norteamericanos (sus grandes amores: Mafalda y Asterix) hasta que en 2006 se animó a la tira propia. Con aires nipones, Sole revisita el decálogo de la ciclotimia adolescente. Algunos títulos: Mis cumpleaños apestan, El celular y yo, Hablo luego pienso y Por qué no voy seguido a bailar. "Siempre me consideré una persona con mucha mala suerte y bastante torpeza".

-¿Todas autobiográficas?
-Son historias 99% reales (siempre varío algún detalle en pos de la narrativa) sobre aquellas cosas de mi vida que me salen mal, pero que aún así me causan gracia. Ahora no sólo dibujo para hacer reir sino también como catarsis.

-¿Qué significa dibujar para vos?
-Dibujar es jugar. Sostengo un contacto muy fuerte con mi infancia, y dibujar me hace sentir chica de nuevo.

http://www.chica-cinica.blogspot.com/


Juan Caminador: El costumbrismo cómico
Juan Caminador (alter ego de Leandro Álvarez, 27) combina su trabajo de dibujante con el de kiosquero. En el negocio de su viejo mata el tiempo con ayuda del lápiz y la goma. "Dibujo cuando no viene nadie y después termino de pintar en mi casa con la PC", explica. "De hecho, hice historietas enteras en el kiosco. Me sirve para liberar tensiones: dibujar es una muy buena terapia".

El puesto está ubicado sobre el andén de la estación Ituzaingo, terreno fértil para toparse con personajes de todo tipo, que le sirven de inspiración. "Hay mucha gente dibujable, que con sólo darle un pie, te habla sin parar y te cuenta de su vida. De ahí saco material para mis tiras, me gusta contar historias creíbles".

-¿Cómo definirías tu estilo?
-No sabría definir si hago humor gráfico, porque no soy bueno haciendo chistes de una sola viñeta. Lo mío es un costumbrismo cómico. Trato de hacer historietas en que la gente se sienta identificada con los personajes, que diga: "Ja, ja, esto es como lo que me pasó el otro día".

-¿A qué edad empezaste en esto?
-Dibujo desde que tengo memoria. Mi primera historieta la hice a los 8 años, estaba basada en Robocop. Después arranqué con personajes propios, como Warlock (un tipo con una pecera en la cabeza) y Super Desastre (un vendedor de panchos con superpoderes). Lo único constante en mi vida fueron los cómics.

Juan Caminador (sí, como el whisky) se da a conocer a través de su blog, Mi vida como loser, inaugurado en 2006. "Todos los dibujantes se la tiran de losers, pero también tenemos un ego alto. Trabajamos en la sombra, no tenemos tanto glamour como otras ocupaciones. No somos un bicho raro porque, después de todo, hacemos las cosas que hace todo el mundo. Te podría decir que el dibujante promedio, de hecho, se agarra una borrachera por semana o se atraganta con un asado" (risas).

http://www.juancaminador.blogspot.com/


Matías San Juan: Explotar el absurdo
Un día Matías San Juan (22) no tuvo mejor idea que autogooglearse. Y encontró que compartía nombre con un ciclista, un músico, un par de médicos, ¡Y un actor porno gay! Entonces recreó la secuencia en una de sus tiras semanales, pero con una pequeña modificación: un bigotón a lo Village People era el que se metía en el buscador y chillaba: "¡Miren, chicos, hay un historietista que se llama como yo!".

A lo Macanudo, las tiras que Matías cuelga en su blog (Rutina en cubitos) no tienen un protagonista en particular, ni tramas interconectadas. "Puedo explorar una dirección completamente diferente en cada una; en muchas me gusta jugar con el lenguaje y el diálogo, y en otras con situaciones absurdas. Las tiras no tienen limitaciones".

El único miembro estable del staff es un pingüino cascarrabias que lo adoptaron como mascota (¡duerme en el freezer de la heladera!) y que tranquilamente podría darle una paliza al de Linux. "Representa mi costado mala onda, a través suyo puedo ser todo lo ácido y lo cínico que quiera".

-¿Por qué un pingüino?
-Porque es un animal que vive en clima frío y me parecía que pegaba bien con la inexpresividad del personaje. También me gustan las ballenas, pero iba a ser más difícil de meter en un cuadradito, ¿no?

Matías combina su gusto por el lápiz con su pasión por las películas. "Soy un dibujante cinéfilo", asegura. Cuenta que empezó de chico dibujando sobre electro encefalogramas que le conseguía la mamá, y que se enganchó con las tiras nacionales por la complicidad que generan con el lector. "Acá talento no falta. Los dibujantes argentinos, en mi opinión, son de los mejores del mundo".

http://www.rutinaencubitos.blogspot.com/


Mara Gerund: Punk en blanco y negro
Mara sufre de blogesquizofrenia. Tiene 8 blogs donde escribe, dibuja, sube videos u homenajea a su banda preferida (Menos que cero). Pero todos parten de una web madre, Violentamente feliz, hija de un fanzine under de los '90, que nuclea a todos juntos. Uno de los más divertidos se llama Pequeñas Maldades Gratuitas y está firmado bajo el seudónimo de Maldita. Cada post es una dosis de mala onda. "Maldita es mi lado más violentamente feliz y es la señora del sarcasmo. Decir maldades es más divertido que andar por la vida con la bondad, la paz y el amor", sostiene ella.
–¿Cómo sería un momento bien violentamente feliz?
–Escuchar música a todo volumen y bailar, subirse a una montaña rusa. El punk es un estado violentamente feliz. Como poner Kill The Poor (Dead Kennedys) y romper todo.
–¿Y en versión criolla?
–Los Brujos tocando Aguaviva.
Mara dibuja un personaje ("una mod bardera, una Twiggy gruñona") que se la pasa de bajos cruzados, retando a su creadora por cada trazo.
Ella explica: "No me considero dibujante, para mí son sólo garabatos. Soy la reina de los garabatos".

1 comentario:

tinta de historieta dijo...

Cuanta energia en esta joven camada!!!

Muy buenas entrevistas y muy buenas las cartas de los superamigos

http://tintadehistorieta.blogspot.com