20 sep. 2008

HEROES: Posters 3° temporada y final alternativo de la 2° temporada

Ya estamos a días de que se estrene la tercer temporada de Heroes: Villains.
Hace poco salieron los posters promocionales de esta nueva entrega:




También, en los próximo días, sale a la venta el DVD-Box de la 2° temporada. Como parte de los extras, podemos ver el final alternativo de este volumen (el cual habría sido así, si no hubiese existido la huelga de guionistas... toda la segunda temporada hubiera sido distinta).

19 sep. 2008

Felices 80 Adam!

Hoy, el señor Adam West cumple 80 añitos de vida!
William Anderson nació el 19 de septiembre de 1928 en Walla Walla, Washington, y comenzó su carrera profesional como anunciante televisivo en Sacramento, California, luego de dejar la Universidad de Stanford. Precozmente se casó en 1945, a los 17 años, pero se divorció seis años después. Trabajó en Hawaii como disc-jockey y a fines de los años '50 logró debutar en una película: The Young Philadelphians (1959), en la que Paul Newman interpreta a un esforzado abogado que tiene que defender a un joven que parece ser culpable (Robert Vaughn). No volvió a aparecer en la pantalla hasta Geronimo (1962), un western con Chuck Connors y Ross Martin. Para ese momento ya había probado suerte en el medio televisivo, cumpliendo el rol del sargento Steve Nelson en las dos últimas temporadas de The Detectives, la serie policial protagonizada por Robert Taylor emitida entre 1959 y 1962.




Los papeles secundarios en películas como Soldier in the Rain (1963), junto a Steve McQueen, y las participaciones especiales en series como The Outer Limits (Rumbo a lo Desconocido) lo ligaron a la ciencia ficción. Así tuvo su primer papel protagónico en Robinson Crusoe on Mars (1964), un filme que rescataba la historia de Daniel Defoe pero ambientándola en el planeta rojo.

También incursionó en la baja comedia cuando acompañó a Los Tres Chiflados en The Outlaw is Coming (1965), la última película del trío. Sin embargo su nombre solo pasó a ser conocido mundialmente a partir de 1966 cuando interpretó por primera vez a Batman, el héroe encapotado creado por Bob Kane. Batman fue una serie orientada hacia el público infantil pero que también fue seguida por los adultos, quienes veían en los argumentos un sutil toque de sátira. Para West significó la celebridad instantánea en todo el planeta. Miles de artículos de merchandising eran expendidos día a día y una monstruosa campaña publicitaria instauró lo que se denominaría la batmanía. La música de la serie fue un hit, los actores de Hollywood estaban ansiosos por desempeñar el papel de alguno de los pintorescos villanos y un largometraje titulado Batman (1966) lanzó la batmanía a la pantalla grande. En 1968, habiendo decrecido las mediciones de público, la serie fue cancelada.


Luego de esto West se vio muy complicado en conseguir trabajos: La serie había salvado su bienestar económico pero también lo había encasillado en el papel de Batman. En los años '70 volvió a conseguir papeles secundarios en películas como Poor Devil (1972) y en una película de terror llamada Curse of the Moon Child (1973). A mediados de la década tuvo su primer protagónico luego de la serie: un filme titulado The Specialist (1975) junto a John Anderson y Anna Capri. También participó en un western, Nevada Smith (1975) junto a Lorne Greene y en una película de guerra, Hell River (1975) junto a Rod Taylor. El público masivo sin embargo lo volvió a ver más tarde como el mecánico de Burt Reynolds en Hooper.
En 1977 y 1978, debido al exito de la pelicula de Superman (protagonizada por Christopher Reeve), Adam vuelve a interpretar el papel del encapotado en el 'telefilm' Legends of the Superheroes (integrado por dos segmentos, The Challenge y The Roast). En este film Batman (junto a Robin - Burt Ward, repitiendo el papel de la serie de los 60's- y un par de superheroes) deben luchar contra El Acertijo (nuevamente Frank Gorshin) y otro grupo de villanos.


A partir de los 80's, West decidió volcarse al cine de terror, participando en One Dark Night (1982) y Zombie Nightmare (1986), dos filmes de zombies. A mediados de los '80 volvió a la televisión para conformar el reparto de The Last Precint, emitida a partir de abril de 1986 por NBC. Pero la serie fracasó luego de siete episodios. West también incursionó en el terreno de las artes marciales, participando en Return Fire: Jungle Wolf 2 (1988) y Omega Cop (1990), ambas con Ron Marchini y The Night of the Kickfighters (1991), con Andy Bauman. Esta serie de filmes de bajo presupuesto se continuó con Maxim Xul (1989).

En 1993 efectuó un nuevo regreso a la pantalla chica para Danger Theatre, un serie de media hora presentada por Robert Vaughn que satirizaba las viejas series de aventuras. West cumplía el rol del capitán Mike Morgan, un despistado policía de Hawaii en el segmento "Tropical Punch". Lamentablemente la serie fue cancelada luego de solo siete episodios.
En 1994 Adam conformó el reparto de The New Age, un filme de Michael Tolkin.
Adam tambien aparecio en la serie The Simpsons, en el antologico capitulo llamado Mr. Plow (Don Barredora), donde se parodiaba a si mismo.

En 1997 viene por tercera vez a la Argentina (la primera en 1968, donde aparece en Los Sabados Circulares de Pipo Mancera disfrazado de Robin; y la segunda vez en 1979, apareciendo en el programa de Julieta Magaña, esta vez disfrazado de Batman), siendo invitado por los organizadores de FANTABAIRES. En este viaje realizo varias charlas en el auditorio de la muestra y se presento en el programa de Roberto Petinatto:





















En 1999 seria invitado nuevamente a Fantabaires, esta vez en conpañia de Frank Gorshin (El Acertijo en la serie de los 60's).


De 2004 a 2006 le puso la voz al Alcalde Alcalde Grange en la serie animada The Batman.
Desde el año 2000 viene prestando la voz al Alcalde Adam West en la serie Family Guy.

En el año 2003 realizo un telefilm homenaje/reunion sobre la serie de los 60's, la pelicula se llama Return to the Batcave. En ella Adam West y Burt Ward (personificandose a ellos mismos en la actualidad) tienen que investigar el robo del Batimovil (no voy a decir quien/quienes fueron), para ello se tiene que enfrentar a una serie de malhechores y van recordando momentos de la serie (ellos, en esa epoca, son personificados por otros actores).
Una muy linda pelicula, para no perdersela. Tambien son de la partida Frank Gorshin y Julie Newmar (Gatubela en la serie).

En la actualidad Adam se encuentra participando en el rodaje de National Lampoon's Ratko: The Dictator's Son.


Para festejar sus 80 añitos, podemos bailar el...



FUENTE
Parte de la bio:
Quinta Dimension
y archivo de Dipi.
Fotos: Web y archivo de Dipi.
Videos:
YouTube

15 sep. 2008

Dino! (by Dj G)

Esto casi sonó a pedido de parte del jefe durante la semana... y bue... vamos a darle el gusto al hombre.
Según decía un libro de Bill Zehme ("Frank Sinatra y el olvidado arte de vivir") , Dean Martin casí no bebía, aunque siempre tenía un vaso de licor en la mano para disimular esto.


Todo tuyo Dino!


DEAN MARTIN

Biografía de Wikipedia:
http://es.wikipedia.org/wiki/Dean_Martin


Videos:
That's Amore


Dean Martin & Gene Kelly


Dean Martin & Bing Crosby


Dean Martin, James Stewart & Orson Welles


Sitios para visitar:
Dean Martin en Internet Movie Database (en inglés)
http://tcmdb.com/participant/participant.jsp?spid=123391
Filmografía en culturalianet
Filmografía en Filmaffinity
Dean Martín en la Televisión (en inglés)

11 sep. 2008

Seth MacFarlane y su cortos para Burger King

Seth MacFarlane, creador de la serie Family Guy (GLORIOSA serie para mi), esta realizando cortos para la cadena Burger King. En su canal de YouTube sube distintos cortos cada día, por ahora solo nos deleitamos con estos (muy buenos!):








7 sep. 2008

PLOP!

Referencia en un portal brasilero, sobre el Día de la Historieta... pero noten algo, no hay una carita familiar por ahí?

Homenajes a Artistas en el Día H

Página/12 - Sábado, 6 de Septiembre de 2008
UN HOMENAJE A LOS MEJORES ARTISTAS DE LA VIñETA EN SU DIA
Grandes maestros de la fantasía
Para celebrar la fecha de los ilustradores y guionistas, los autores Alfredo Julio Grassi, Carlos Albiac, Eugenio Zappiettro (Ray Collins), Carlos Vogt y Mannken recibieron un cálido tributo de parte de sus colegas más jóvenes.

Por Andrés Valenzuela

“Miralo, está chocho.” “Además, está con toda esa gente de la que nos hablaba cuando éramos chicos y nosotros no conocíamos.” “Mirá qué contento que está, se lo remerece.” Son un puñado de frases que se podían escuchar en boca de los familiares de algunos de los historietistas homenajeados ayer en el capítulo porteño del Día de la Historieta, que se realizó en el Centro Cultural Defensa. Los artistas, ya entrados en años, disfrutaron del reencuentro con antiguos colegas y del cariño de un montón de amantes del noveno arte. Las placas les fueron entregadas, además, por artistas en actividad que los reconocen como maestros. Ahí estaban Diego Parés, Gustavo Schimpp y otros homenajeando a Alfredo Julio Grassi, Carlos Albiac, Eugenio Za-ppiettro (o Ray Collins), Carlos Vogt, y Mannken. El sexto, Guillermo Guerrero, no pudo concurrir y en su lugar recibió la placa uno de sus discípulos.

Fue el momento más emotivo de la noche, y algunos de los maestros hasta se animaron a tomar el micrófono y hacer reír al auditorio. Collins, por ejemplo, recordó sus comienzos como guionista de fotonovelas: “Mis comienzos fueron deleznables, horribles, pero estoy orgulloso, todavía hoy alguna dama recuerda mis historias y suspira”, contó pícaro y se ganó un aplauso cerrado. Grassi felicitó a la organización por haber logrado hacer del evento un hecho federal: un total de once eventos en más de media docena de provincias. Además, el reconocimiento a las viejas glorias tuvo el efecto secundario de mezclar en una misma convención a varias generaciones del mundillo comiquero: maestros de la edad de oro, sobrevivientes de los ochenta, los que nacieron con los fanzines y el comic importado, los autoeditados en pleno auge de Internet y varios editores jóvenes. Desde quinternófilos (fans de Dante Quinterno, creador de Patoruzú) y columbófilos hasta artistas que trabajan para el exterior y detractores de la mítica Columba. Una mezcla saludable e inusual que circuló a lo largo de siete horas por el salón de Defensa al 500.

Otro homenajeado, pero con dolor, fue el recientemente fallecido Carlos Meglia, en cuyo honor se proyectó un capítulo de la versión animé de Cybersix, una de sus creaciones. Con los títulos llegaron los aplausos sentidos a un artista muy querido en el ambiente. La jornada no se nutrió sólo de recuerdos. Alrededor de una docena de expositores se apiñaron en las paredes editoriales con algunos años en el ruedo, pequeños colectivos artísticos y escuelas de historieta que pusieron color a la tarde fría.

Tampoco faltaron las charlas, en esta ocasión dedicadas a presentar el libro Artistas irrelevantes y Zona Liberada, la adaptación al teatro de El Eternauta, de la que se pudo ver un clip de cinco minutos. También hubo mesas redondas dedicadas a analizar la industria editorial argentina, del pasado y del futuro. Justamente fue el encuentro sobre lo que vendrá, el último del día, donde se analizaron algunas de las cuestiones más interesantes de la jornada. Con ¡11! personajes del mundillo sobre el escenario (sin contar al moderador de la charla), los asistentes se encontraron con un debate sobre el impacto de la piratería o los artistas que trabajan para Estados Unidos o Europa. Sergio Carreras, uno de los dibujantes que trabajan para afuera, describió a la mayoría de los artistas de su edad: “Somos una generación que se perdió toda la historieta argentina, empezamos con el comic de afuera, por eso cuando quise trabajar no sabía dónde buscar y salí a buscar al exterior –contó–. Ojalá pueda publicar acá, es mi meta.” Una meta complicada, reconocieron los editores al tomar el micrófono. “Competir con lo que se paga en los mercados de Francia o Estados Unidos es muy difícil”, admitió Matías Trimarchi, de la editorial Ovnipress.

El mercado local, acotado por los años de sequía editorial, está –coincidían todos– en recomposición. Cómo potenciar ese crecimiento también es tema de debate. Pablo Muñoz, de Deux Studio, explica que su estrategia es publicar de todo, para ganar lectores y así abrir el mercado a artistas locales. “Cuanto más pueda venderse, más se le va a poder pagar al dibujante”, señaló. Uno de los dibujantes explicó más tarde que publicar aquí era una cuestión de amor. “Yo quiero caminar por mi barrio y ver un libro mío en el kiosco”, expresó quien ve su producción sólo en catálogos online, porque aquí no se consigue.

La piratería digital, tema que preocupa a toda la industria cultural, no es un tema del todo ajeno a los editores locales. Hace poco, en un popular foro de Internet estuvo disponible para bajar un libro recién publicado. Martín Casanova, de Domus, la editorial afectada, contó que inmediatamente se puso en campaña para que los responsables del sitio retiraran el archivo. Pero después reflexionó un poco: “Es magnífico que nos esté pasando eso, es porque hay gente que está interesada en lo que hacemos, que cree que vale la pena. Son 64 páginas para escanear, ¡flor de laburo! Es un signo de que nuestro trabajo repercute”, evaluó. “Cuando me pasó, yo ni me calenté”, comentó Muñoz. Y consideró: “Un pirata jamás va a truchar algo que no despierta interés. Así que el día que nos pase de encontrar que nos venden en el tren, nos tenemos que alegrar porque significa que nos volvimos masivos otra vez. Después le mandamos la carta documento al que lucra con eso”. Tras el debate, el público empezó a perderse por las calles frías de la ciudad. Dentro del centro cultural sólo quedaron un puñado de organizadores e historietistas invitados para brindar por su día.

4 sep. 2008

Página/12, en su edición de hoy:

Un día para multiplicar en cuadritos
Se empezó a festejar en 2006, pero este año cobró un impulso acorde con lo que todos los especialistas señalan como un “reverdecer” del arte creado en la Argentina. Las claves de una historia rica en dibujantes y guionistas que marcaron tendencia.

Por Andrés Valenzuela

La fecha podía ser cualquiera. Simplemente tenía que haber un día, y ¿qué mejor que elegir la salida de la obra más emblemática del comic nacional? Un 4 de septiembre, hace 51 años, apareció por primera vez Juan Salvo, el Eternauta, con el rostro carcomido por el cansancio, la soledad y las aventuras. Fue en la mítica revista Hora Cero, de la editorial Frontera, fundada por el mismo guionista de esa historia: Héctor Germán Oesterheld. La dibujaba Francisco Solano López con su línea clásica y potente. Así, hoy los amantes del noveno arte festejan el Día de la Historieta Argentina. Y, como no podía ser de otra manera, cientos de adoradores de las viñetas se reunirán en distintos puntos del país (ver recuadro) para festejar(se).

El Día H, como lo llaman sus ideólogos, creció desde su nacimiento en 2006 hasta hoy. Del humilde encuentro de un puñado de fanáticos y artistas del género en un centro cultural para brindar, la iniciativa fue creciendo en apoyo, convocatoria y aceptación en el ambiente. Al punto que hoy al encuentro madre de la fecha en Capital (en el Centro Cultural Plaza Defensa) se plegaron otros diez eventos.

“Nos gustaría que quede claro que no festejamos sólo el Eternauta, sino toda la historieta argentina, que es mucho más que eso”, señala Alejandra Márquez, organizadora de la jornada porteña sobre la fecha. Para reflejarlo, en esta ocasión harán hincapié en la historia de la industria editorial nacional, cuenta el historietista y coorganizador Gustavo Schimpp. Por el mismo motivo, además, se hará un reconocimiento a la trayectoria de varios artistas históricos del género: los guionistas Alfredo Julio Gra-ssi (ver recuadro), Carlos Albiac, Eugenio Zappietro (también conocido como Ray Collins) y los dibujantes Carlos Vogt, Mannken y Guillermo Guerrero.


Poniendo fecha

Decidir una fecha para conmemorar la historieta argentina, que nació hace siglo y medio es, por lo menos, complicado. Un repaso (rápido y forzosamente plagado de omisiones) por la historia del género permite establecer algunos mojones importantes. Las primeras historietas aparecieron en la Argentina entre mediados y fines del siglo XIX en las revistas de sátira política, como la legendaria El Mosquito, que se nutrió de ilustradores recién llegados de Europa dedicados al humor gráfico. A fines de siglo aparecen las primeras historietas propiamente dichas en Caras y Caretas y el primer personaje de la historieta local: Goyo Sarrasqueta, de Manuel Redondo. Viruta y Chicharrón, también de Redondo, suelen considerarse los primeros, pero en verdad estaban inspirados en una tira norteamericana.

En la década del ’20 se afianzó el género, que paulatinamente se instaló en todos los espacios editoriales locales. Para entonces prácticamente no había diario o revista popular que no incluyera al menos alguna caricatura. Además, en 1928 nació la primera revista exclusivamente de historietas: El Tony, de la editorial Columba. Ya en esta época empezaron a multiplicarse las revistas de historietas y aparecieron varios personajes emblemáticos, como Patoruzú o Isidoro Cañones. Este proceso se consolidó hasta el comienzo de “la edad dorada de la historieta argentina”, en 1940. Entre las muchas publicaciones de esa década vale resaltar tres: Rico Tipo, fundada por Guillermo Divito, que llegó a vender 350.000 ejemplares y contó entre sus colaboradores con talentosos como Calé, Landrú, Oski y Mazzone; Patoruzito, donde Alberto Bre-ccia hizo sus primeras armas como dibujante, e Intervalo, de Editorial Columba, que comenzaría la serie de historietas “para adultos”.

Los siguientes diez años fueron el punto más alto para el género. Se destacó Tía Vicenta, dirigida por Landrú, pero lo más sobresaliente fue la aparición de Héctor Germán Oesterheld como guionista, que legó cantidad de personajes emblemáticos: el Sargento Kirk, Ticonderoga, Ernie Pike y, claro, El Eternauta. Considerada su cumbre artística (junto a Mort Cinder, de 1962), aquí Oesterheld refinó su estilo narrativo: terminó de abandonar la división entre “buenos” y “malos”, construyó personajes de gran profundidad y llevó la aventura al mundo cotidiano. Todo permeado por su comprometida visión de la realidad política.

En 1960 comenzó la decadencia editorial, con el cierre de varias revistas. Tres causas ayudaron a esto: la competencia con material mexicano a bajo precio y mejor impreso, la aparición de la televisión, y la emigración de destacados artistas argentinos, producto del menor espacio para publicar aquí y una revalorización como arte de la historieta en los círculos intelectuales europeos. Pese a esto, la década vio nacer a otros grandes: Mafalda, que Quino publicó por primera vez en el diario El Mundo, el Corto Maltés, de Hugo Pratt, y Nippur de Lagash, del paraguayo Robin Wood.

La década siguiente, como el final de la del ’60, estuvo marcada por los sucesivos golpes de Estado: la historieta sufrió la censura como cualquier otro arte. En contrapartida, un punto altísimo de la década es la aparición de dos revistas de humor político: Satiricón, hasta su clausura en 1974, y, sobre todo, Humor, con su abierta oposición a la dictadura militar, la misma que da la nota siniestra de la década a la historieta cuando desapareció a Oesterheld. Entre los destacados de la época figuraron El loco Chávez, de Trillo y Altuna, y Hortensia, donde Roberto Fontanarrosa publicó por primera vez algunos de sus personajes más populares.

A comienzos de los ’80 se destacó el suplemento Superhumor, de la revista Humor, donde, además de historietas, había artículos sobre el género firmados, en otros, por Juan Sasturain. También de esta época es Cuero, una corta experiencia de Oscar Steimberg en la que por primera vez un escritor argentino reconocido, Dalmiro Sáenz, guionizó un comic firmándolo con su propio nombre. Pero las viñetas argentinas de la década estuvieron marcadas por otra revista: Fierro. Fierro vino a renovar el género y poner en sus páginas lo más creativo del momento. Eran historietas para adultos por temática y por lenguaje. Incluyó un suplemento dedicado a la experimentación, hizo concursos para buscar nuevos talentos y la sección “Argentina en pedazos”, que adaptaba textos literarios argentinos.

La década de los ’90 dio un golpe a las producciones locales. La paridad cambiaria que impuso el gobierno de Carlos Saúl Menem abarató las revistas norteamericanas, que inundaron el mercado a caballito de las comiquerías, multiplicadas por todo el país. La fortísima competencia empujó al abismo a las revistas antológicas locales y, con ellas, desarticuló el circuito de formación de nuevos artistas. Como consecuencia, los jóvenes que querían ingresar en el mercado laboral se encontraron con que no podían hacerlo. Se volcaron así a la autoedición, fanzines donde la falta de estructura se compensa con exploraciones estilísticas y libertad creativa, que, en la década actual, renuevan el género. Se destacaron fanzines como Catzole y Hacha o la revista sobre historietas Comiqueando, que se convirtió luego en comercial. En la otra cara de la moneda, de esta época son las multitudinarias convenciones de comics como Fantabaires, con invitados extranjeros. El siglo XXI las haría más modestas y reorientadas a la producción nacional.


Siglo XXI, estallido y después

La devaluación posterior al estallido de diciembre de 2001 terminó de sumir en un letargo a la edición nacional de comics al disparar, entre otros, los costos del papel. El fenómeno abarcó también a la importación de material, encarecido súbitamente al terminarse el 1 a 1. Así, mientras dejaron de circular la mayoría de los fanzines y cerró la histórica editorial Columba, también cerraron sus puertas un montón de pequeñas comiquerías, quedando en pie apenas un puñado. Con la aparición de Internet, buena parte de la producción local se volcó a la web, desde donde ahora empieza a pasar al papel.

Tomó algunos años rearticular el mercado local y de hecho es un proceso aún en marcha. En ese tiempo surgieron varias editoriales pequeñas que publican una buena cantidad de títulos, algunas grandes volvieron a editar historieta y, hace casi dos años, reapareció la revista Fierro, que se edita mes a mes con PáginaI12. Todos signos alentadores que forman parte de lo que se llama habitualmente “el reverdecer de la historieta nacional”. La incógnita es qué depara el futuro. En una nota publicada hace algunas semanas en este diario, un editor aseguraba que las editoriales aún no tocaron su techo y que confían en seguir creciendo. Cómo y hacia dónde, está por verse. Lo que sí está claro es que la historieta nacional, que parecía herida de muerte en los ‘90, está viva y con abundante energía creativa. Merece festejarse.


Festejos en todo el mapa

- Jornada Día de la Historieta (hoy), en el Centro Cultural Plaza Defensa (Defensa 535, Capital Federal). A partir de las 14 se realizarán charlas sobre la industria editorial entre la década del 40 y la actualidad. Además, se presentarán el libro Artistas irrelevantes, de Rodrigo Fucile, y Zona Liberada, una obra de teatro inspirada en El Eternauta que se reestrenará mañana a las 21 en la Ciudad Cultural Konex (Sarmiento 3131). La jornada se completará con homenajes a Alberto Contreras y al recientemente fallecido Carlos Meglia y el reconocimiento a la trayectoria de seis artistas. También se premiará a los ganadores del concurso alusivo de la revista Magma.

- El Fascinante Mundo de la Historieta (hoy), en la Escuela Septiembre Jardinar (Laprida 1871, Capital Federal) se expone una muestra didáctica sobre el género. Es a las 19 y con entrada gratuita.

- Salón del Comic 2008: Made in Corrientes (hoy y mañana), en la capital provincial se realiza un encuentro con figuras como Enrique Breccia, Francisco Solano López y Juan Sasturain. Las jornadas arrancan a las 9.

- V de Viñeta (hoy, hasta el 18 de septiembre). La ciudad de Córdoba se unirá al Día H con una exposición de trabajos locales en el Paseo del Buen Pastor (Av. Hipólito Yrigoyen, Buenos Aires y San Lorenzo).

- Aquelarre 2008 (hoy al 19), la sección San Nicolás de Banda Dibujada expondrá el material de su antología Traición en el Auditorium Municipal (Maipú 22). Allí el sábado se realizará el IX Encuentro de Historietistas de San Nicolás.

- Comics en Plottier (hoy y el sábado), en la Casa de la Cultura de la ciudad neuquina de Plottier se exponen hoy obras del género y el sábado se proyectará el documental Imaginadores, de Daniela Fiore.

- Otra patagónica: los integrantes de la tradicional revista patagónica Duendes actualizarán hoy masivamente el sitio http://historietapatagonica.blogspot.com, en conmemoración de la fecha.

- RECO (este fin de semana), la plaza central de Reconquista, Santa Fe, será escenario de talleres de historieta al aire libre.

- Maratón Hora Nueve (el sábado a las 12), la Escuela Argentina de Historieta (Bdo. de Irigoyen 1124, Capital Federal) desafía a los participantes a crear una historieta de cinco páginas en nueve horas.

- Historieta, artes y medios (16 de septiembre), en el auditorio de la Universidad de Palermo (Mario Bravo 1050, Capital Federal) se realizarán las 7º Jornadas Universitarias de Diseño de Historietas, con charlas sobre distintos aspectos del comic.

- Catamarca: Al cierre de esta edición el grupo Talleres de Expresión Artística no había confirmado la fecha, pero durante la próxima semana proyectarán el documental Imaginadores, para conmemorar la fecha.


El abuelo y el nieto

Lisandro no conocía a ciencia cierta qué papel había jugado su abuelo en la historieta argentina. Además, el hombre se había dedicado a otras cosas también, como firmar el decreto para la creación de la escuela de cine Enerc, así que vaya uno a saber. Hasta que un día, ya grande, Lisandro abrió una vieja Skorpio que le había caído en las manos y vio el nombre: Alfredo Julio Grassi. Y empezó a buscar otras producciones que había hecho su familiar ilustre. Así descubrió la serie Thag (que dibujaba Zanotro sobre los guiones de Grassi). La leyó completa. Luego, se zampó cuanto capítulo pudo de Yo, Cyborg, además de otros relatos de las cientos de páginas escritas por su abuelo. “Igual reconozco que no pude leer todo, es mucho material”, confiesa. Sucede que como muchos de su generación, Lisandro sólo conoció el declive de las grandes antologías de aventuras. “En esa época, Skorpio no era de mi onda, de historieta argentina yo apenas agarraba la Fierro, leía sobre todo comic estadounidense”, recuerda.

La investigación sobre el trabajo de su abuelo le permitió descubrir que Grassi había participado del “Club de la Historieta” en la Skorpio, suerte de primer espacio periodístico sobre los cuadritos en una revista del género. Además, Lisandro cuenta que su abuelo “es un tipo encantador y buena onda”, así que todos guardan un buen recuerdo suyo. “En una época hice un programa de radio sobre comics –cuenta– y ahí me agregué el segundo apellido (Berenger Grassi), porque en el ambiente me daba chapa para conseguir entrevistas.” Vueltas de la vida, hoy Lisandro es periodista, actor... y guionista. “Me alegra mucho que lo reconozcan por su trayectoria –dice orgulloso de su abuelo–, es un decano de muchos en el ambiente de los comics.”

FELIZ DIA DE LA HISTORIETA!!!



Homenaje de Max Aguirre, en el Día H a...

Dibujado por Max Aguirre y publicado en el diario La Nación del día de la fecha.

Jim Jam y el Otro se publica desde Diciembre de 2007 en La Nación.

3 sep. 2008

Jornada Día de la Historieta; Centro Cultural Plaza Defensa

Este 4 de Septiembre de 2008 se festejará por tercera vez en toda la Argentina, el Día de la Historieta, una efeméride pensada para celebrar la pasión y el placer que generan las historias en cuadritos. La fecha conmemora la aparición, en 1957, de la revista Hora Cero Semanal, en cuyas páginas comenzó a publicarse la famosa creación de H. G. Oesterheld, El Eternauta.Desde siempre, la idea de la Comisión Día de la Historieta fue la de transformar esta fecha en algo tan popular como otros días en los que se festeja la niñez o la amistad, una excusa para regalar historietas y promover su lectura entre quienes todavía no descubrieron la inmensa variedad de géneros y posibilidades de este medio.
Este año, como en los anteriores, habrá actividades y eventos alusivos en distintas partes del país.
Invitamos al público y a la prensa de Capital Federal a participar en la siguiente:

Jornada Día de la Historieta
(Jueves 4 de Septiembre)

Centro Cultural Plaza Defensa
Defensa 535 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
De 14:00 a 22: 00 hs.


Programa de actividades:
14:00 Presentación
14:15 La industria décadas 40-70
15:30 La industria década 80
16:00 La industria años 90-2004
17:30 Presentación "Artistas Irrelevantes" (de Rodrigo Fucile).
18:00 Presentación "Zona liberada" y sorteo de entradas.
18:30 Recordando a Alberto Contreras y "El Regreso de Osiris".
19:00 Reconocimiento a la trayectoria: seis historietistas homenajeados.
19:30 Homenaje a Carlos Meglia - Proyección anime de Cybersix.
19:45 Entrega de los premios "Revista Magma" por el concurso "Día de la Historieta"
20:00 Charla debate sobre el presente y proyección futura de la industria - Editores argentinos en mercado extranjero
21:30 Cierre.


Sobre la Comisión Día de la Historieta

La Comisión Día de la Historieta (C.D.H.) es un grupo de amigos que siente pasión por el Noveno Arte (la historieta). Colaboran con ella periodistas, educadores, artistas, editores, comerciantes, pero sobre todo lectores. Su finalidad es hacer del Día de la Historieta un festejo anual que pueda volverse tradición.


Comisión Día de la Historieta
http://diahistorieta.blogspot.com/
comision.dia.h@gmail.com
comision_dia_h@yahoo.com.ar


El Día de la Historieta, a través de las manos de Tomás Violi



Estos dibujos (que me mataron, MUY BUENOS) los hizo Tomás Violi y pueden ver el resto de su obra en su blog.
Gracias Tomás!

Para el Día H!

Este es mi humilde aporte para tal fecha, esta basado en la tapa del primer numero de HORA CERO.
Espero les guste.

Malón para el Día H, de Historieta Patagónica!


Este jueves 4 de septiembre, el staff completo de historieta patagónica hará un homenaje masivo a la historieta subiendo al blog durante todo el día, material propio relacionado con algún personaje de comics.

¡Un verdadero malón sorpresivo!


Imperdible.


Los esperamos... http://historietapatagonica.blogspot.com







1 sep. 2008

Re-estreno de ZONA LIBERADA


Los invitamos al reestreno de Zona Liberada, obra de teatro basada en El Eternauta, que se presentará a partir del 5 de septiembre, todos los viernes a las 24hs. en Ciudad Cultural Konex, Sarmiento 3131, Capital Federal. Para más info 4864-3200. Las entradas se podrán conseguir a través de Ticketek.
Los esperamos! Grupo Teatral Carne de Cañón.

Esta reestreno se suma a las celebraciones por el Día de la Historieta. David Rubinstein estará junto a actores de la puesta en el Centro Cultural el Día 4 de Septiembre para invitarnos a concurrir y disfrutar de "Zona Liberada"
Agradecemos desde esta Comisión además, la generosidad de obsequiar 10 entradas para ser sorteadas en forma GRATUITA entre los presentes.



Sobre la obra:
"Zona liberada", la obra teatral de David Rubinstein inspirada en "El eternauta", la genial historieta de H. G. Oesterheld y Solano López.
Con reminiscencias al trágico destino de su creador, desaparecido hace tres décadas en manos de la dictadura militar, "Zona liberada" cuenta en su elenco con Laura González Miedan, Federico Liss, Nahuel Cano y Javier Barceló, bajo la dirección de David Rubinstein.
El vestuario de la obra está a cargo de Mariana Seropian, la escenografía es de Federico Liss y Lucas Valeiras y las luces son Matías Sedón.



Fontanarrosa x 100 en 'El Grafico'

Esta entrada la cree para Lápiz y Papel, pero me gusto tanto que la pongo aca tambien.
"El Che era de Central, no jodamos más"
Hace cinco años, el Negro le confesaba a El Gráfico que se aburría en las vacaciones, que no conocía a ningún colega suizo, y que elegía la palomita de Poy sobre el gol de Diego a los ingleses. Para recordarlo.



1 ¿La palomita de Poy o el segundo gol de Diego a los ingleses?
La palomita de Poy, por el valor emocional. Ahora, desde un punto de vista técnico... viste que hay goles que con el paso del tiempo se agrandan, que en vez de ser desde 25 metros fueron desde 40, bueno, la limitación del gol de Diego es que no tiene posibilidad de exageración en el futuro. Uno dirá: “No sabés, la agarró atrás de la mitad de la cancha, gambeteó a medio equipo, eludió al arquero y gol”. Y fue así nomás.
2 ¿Nunca hiciste un simulacro de la palomita de Poy? No, porque no es una opción turística, que cada uno que va a Rosario puede pagar algo y tiene derecho a la palomita de Poy. Hay gente que tiene la aspiración de estar ahí en ese momento, en cada celebración de los 19 de diciembre: en el arco o tirándole la pelota a Aldo, eso sí.
3 ¿Quién la tiene más clara con los pronósticos: la Hermana Rosa o Guillermo Nimo?
Guillermo Nimo, que es un profesional. La Hermana Rosa es adivina y el fútbol es apenas una alternativa dentro de su trabajo.
4 ¿Es cierto que no te gusta que tu mujer te despierte antes de lo habitual?
Sí, sólo dos veces entró en la habitación a despertarme: el día de la Guerra de Malvinas y el día que Diego firmó para Newell’s. La vez de Maradona, abrió la puerta y dijo: “Die-go fir-mó pa-ra Ne-well’s” y cerró.
5 ¿Cuando te diste cuenta de que la calvicie sería tu compañera de ruta?
Uno la percibe pero no le da mucha importancia porque piensa que nunca va a llegar a la calvicie total. Por otro lado, no se puede hacer nada. Esos tratamientos de insertar cabello por cabello es como si te hicieran una transfusión de sangre glóbulo por glóbulo.
6 El cómico que más te hace reír.
Siento una gran admiración por Woody Allen. En el ámbito local, Les Luthiers y Olmedo, en líneas diferentes.
7 ¿Qué chiste propio recordás que te hizo reír más?
Un chiste casi típico de mi manera de encarar el humor es uno que ilustra la tapa del libro de la pareja. La mujer le dice al esposo: “Querido, ya llevamos 18 años de casados”. El tipo le contesta con otra pregunta: “¿Y falta mucho?”
8 ¿Inodoro Pereyra no es hincha de algún club?
A título de aprovechar un chiste, en algún momento decía que era de los Gauchos de Boedo.
9 Pero no es futbolero. Es que no quiero redundar en el tema.
10 ¿Es verdad que sos el cerebro en las sombras de la OCAL (Organización Canalla para América Latina)?
No. Es inútil repetirlo porque cada vez que digo que no lo soy es como que incrementara la convicción de que sí lo soy.
11 ¿Por qué Central lleva más de 20 años sin ganarle a Newell’s en el Parque?
No soy un amante de las estadísticas, pero creo que el clásico rosarino es el que registra mayor cantidad de empates. Hay una conformidad mutua con el empate. Para Central en algún momento fue negocio el empate en el Parque y ahora la gente de Newell’s con tal de mantener esos 20 años tampoco arriesga demasiado.
12 ¿Maradona en Newell’s es una mancha negra para el orgullo centralista?
En absoluto. Hay datos dolorosos para la gente de Central: el campeonato del 74 en el que Newell’s levantó un 0-2 contra Central en la final, los 20 años sin ganar en el Parque... Lo de Maradona en su enunciación pareció que iba a ser muy grave. Y después casi resultó una broma al revés. Es como si el más encarnizado de tus vecinos se compra un Rolls Royce. Te mató. Y después no lo puede sacar del garaje.
13 Pero en los libros, cuando se registra la trayectoria del mejor jugador argentino, aparece el escudito de Newell’s.
Está bien y yo entiendo que el hincha de Newell’s esté legítimamente orgulloso; sin embargo a la gente de Central no la perjudicó para nada, casi al contrario te diría.
14 ¿Es cierto que sos un adicto al trabajo que además se aburre en las vacaciones?
Sí, totalmente cierto. Este es un trabajo vocacional, en el que yo la paso bastante bien. En las vacaciones, yo no sé que hacer. Nunca supe, por ejemplo, cómo era el uso del mar. No sé qué se hace en el mar. Hemos ido con el Negro Caloi, con todo el despelote de llevar reposeras, sombrilla y bolsos, y decimos: “¿Y ahora qué hacemos?”. Aparte, tengo una propensión notable al aburrimiento, entonces tiene que haber un cierto oleaje para que me meta.
15 ¿Qué cosas te divierten, entonces?
La gente. Tampoco quiero eso de las playas desiertas, salvo que sea con Sandra Bullock, aunque entonces para qué quiero la playa desierta, me da lo mismo cualquier cosa. A mí me gustan los bares, tomar algo, ver pasar la gente. Por eso me gusta Nueva York.
16 Un partido.
Así, rápido, por las características que tuvo, el 4-0 contra el Mineiro, que nos dio la Conmebol. Esa noche fui a la cancha sin expectativas, un poco para cumplir con un plantel que había hecho una gran campaña en una copa internacional. Antes de empezar les dije a los muchachos: me voy a empezar a asustar a partir del tercer gol. Pero lo dije como una joda. Después se dio.
17 El último gran festejo que tuviste con Central.
Contra el América de Cali, por la última Libertadores. Fue impresionante, como una explosión. Ahí comprobé que sólo el fútbol puede permitirte que pases de estar muerto, deprimido, en la lona, a la euforia total. Perdíamos 3-0, jugábamos con uno menos y Central metió dos goles en el descuento. Ya se empezaban a escuchar los festejos de la gente de Newell’s, habían pegado afiches.
18 ¿Sos de gritar los goles?
Sí. No soy un tipo demostrativo en la cancha pero grito los goles .
19 ¿Dónde estabas el día de la palomita de Poy?
Lo vi en casa, no soportaba la ansiedad... Y creo que tampoco me soportaban a mí. Así y todo, no era consciente en ese momento de la importancia que iba a tener ese gol con el paso del tiempo. Esto también lo piensa Aldo, me lo contó.
20 Tu mejor libro.
Yo sostengo que los libros son como los CD: hay dos temas fuertes y el resto acompaña. Hay algunos cuentos en los que por ahí influye la repercusión que tuvieron: “El mundo ha vivido equivocado”, “19 de diciembre” y con el paso del tiempo, cuando uno los ve como si lo hubiera escrito otro, por ahí pienso que son buenos cuentos. También hay otros que me han gustado a mí solo y no a los demás.
21 ¿Quién te puso “Negro” de apodo?
Hace poco estuve en España y una de las cosas que más me preguntaban era ésa. Mi vieja me decía Negro, Negrito, como esos perros que no tienen raza.
22 Un escritor.
Globalmente siempre me atrajeron los narradores norteamericanos de corte periodístico: Hemingway, Salinger, Capote, Irving. Leí también al Gordo Soriano, me interesó el boom latinoamericano; pero me doy cuenta de que estos narradores que cuentan con bastante sencillez algo son los que más me han influenciado.
23 ¿Qué hiciste las dos veces que Newell’s perdió la final de la Libertadores?
Una vez estaba en Colombia, en Cartagena, en un encuentro. Me dio un alivio tremendo. “Puedo volver a Rosario”, pensé. En el 92 estaba en casa, lo vi por tele, sufriendo, y me acosté tranquilo, claro.
24 ¿Tenés problemas en la calle con los hinchas de Newell’s?
No, en general no. Las jodas son: “Canallón, hacete de Newell’s”. Esas cosas. Pero conociendo la ciudad también me cuido en mis declaraciones. Eso no implica que yo diga que quiera que gane Newell’s. No me creería nadie.
25 El mejor jugador en la historia de Central.
Kempes. Fue el de mayor jerarquía. Después hay otros jugadores más pegados al sentimiento: los nacidos en Central y que jugaron más tiempo.
26 El jugador al que más puteaste en una cancha. No soy de putearlos, posiblemente haya sido alguno tan intrascendente que pasó de largo.
27 El personaje del fútbol que más te cautivó en una charla.
Hay varios. Valdano, el Flaco Menotti, Perfumo, Quique Wolff son los que están tratando de traducir lo que ellos vivieron como jugadores para que la gente lo perciba más.
28 ¿Con Valdano se chicanean por sus orígenes de Newell’s y Central?
Sí, muy a nivel de broma. Hace poco, cuando presenté un libro en Madrid, me regaló una camiseta de Real Madrid con una frase que decía “El Negro ha vivido equivocado”, haciendo referencia justamente a mi carácter de hincha de Central y al libro que presentaba.
29 ¿De chico soñabas con ser lo que sos hoy?
Desde chico me gustó dibujar, aunque en esa época suponer que uno iba a ganarse la vida de esto era como decir “voy a ser astronauta”. Sonaba extraño. Yo quería dibujar historietas de aventuras como las del Tony, no humor.
30 ¿Siempre tuviste esa veta humorística? ¿Tus amigos se reían de tus chistes?
No. Tal vez un matiz, pero siempre dentro de las características de los dibujantes: un tipo muy introvertido y cerrado, entonces la transmisión de ese posible humor no llegaba a ningún lado. Se fue dando. De la secundaria pasé a una agencia de publicidad y ahí empecé a trabajar más el humor.
31 ¿Cómo te definís profesionalmente?
Soy un narrador, que a veces cuento con el dibujo, a veces con el texto y a veces con las dos cosas. Cuando lleno las tarjetas de embarque pongo “dibujante”. Es lo primero que naturalmente me sale decir.
32 ¿Quién era tu ídolo de pibe?
Hugo Pratt, el dibujante de “El Corto Maltés”. Le copié mucho, en algunas cosas por ahí se puede entrever eso.
33 Fontanarrosa como futbolista, ¿estilo quién?
Una especie de volante por derecha prolijo. No me animo a la comparación.
34 ¿Cómo te enteraste del primer título ganado por Newell’s en 1974?
La sabiduría del destino me mandó a Roma. Era la primera vez que viajaba a Europa. Me acerqué a un grupo de argentinos que estaba en Piazza Spagna a preguntar cómo había salido la final. “Ganó Newell’s”, dijo uno. “Se suspendió porque se armó quilombo”, agregó otro. “Creo que ganó Central”, se sumó uno más. Después me enteré de que levantaron el 0-2 y fueron campeones con el empate. Por suerte volví a Rosario bastante tiempo después para amortiguar las cargadas y el sufrimiento.
35 ¿No crees que si Newell’s hubiera tenido un Fontanarrosa en sus filas se habría llenado de plata escribiendo sobre esa final?
Alguna vez charlaba con Valdano: “Dios no lo permita, pero si yo hubiera sido de Newell’s, ese partido tiene todos los condimentos para un cuento, un muy buen cuento, una cosa épica”. Siempre me sorprendió que festejaran más el gol de Domizi, cuando nos ganaron con suplentes en el 92. Sin embargo son decisiones personales de cada uno.
36 ¿La llegada de Menotti a Central te entusiasmó porque son dos cosas muy cercanas a tus sentimientos o te dio miedo por lo que puede ocurrir?
Me entusiasmó porque llegó el Flaco y así puedo ir más seguido a tomar un café con él. Además, en un momento tan caótico de Central, con un vacío de poder impresionante, creo que el Flaco hasta puede ser más importante institucionalmente que en el ámbito futbolístico. En el campo de juego está jodido porque juega con los jugadores que van quedando; afuera aglutina mucho.
37 ¿Alguna vez una derrota te espantó las musas inspiradoras?
Cualquier derrota de Central me pone de un humor espantoso. Es jodido arrancar una semana después de una derrota.
38 ¿Como hace un tipo que tiene que crear? ¿Se sienta frente a la mesa y dice: “Musas, vengan”?
Yo leo el diario, anoto cuáles son las noticias y observo cuál me puede generar algún material. Uno maneja 2 o 3 mecanismos para procesar la información y conseguir un producto humorístico. Eso para los chistes de todos los días y también para Inodoro. Es como que estás todo el tiempo con una antena: ¿esto me podrá servir?
39 ¿Para los cuentos te basás más en las historias de tus amigos?
Según. También mucho en la lectura. Así como para un músico es fundamental escuchar música para un tipo que escribe es fundamental leer, va disparando algunas cosas. Y leo de todo. Por ahí leés algo de un tratado de la cría de lombriz y puede salir algo.
40 ¿Es casi una regla que el humorista sea un tipo serio tirando a amargo en la vida real?
En general el humorista gráfico parte de la introspección. Casi todos los chicos que dibujan son muy callados, cerrados y creo que por eso mismo dibujan, como una manera de llegar a la gente. Aparte se necesita un cierto grado de observación y casi siempre la observación parte más de escuchar que de hablar. Lo que tampoco se puede caer es en la leyenda del payaso triste. Sí es cierto que, salvo algunas excepciones, como el Negro Crist, casi ningún humorista gráfico es un entretenedor. No es que llega Quino a una fiesta y dicen “ahora empezó la joda”. Pero son tipos, me refiero a Quino, Caloi, Les Luthiers, que en una mesa de 6 u 8 personas se arma y te cagás de risa.
41 ¿Vos cómo sos?
Igual a estos últimos que nombré. No soy un animador.
42 En un chiste tuyo, una señora le decía a una amiga: “A mí no me gusta el fútbol, pero voy a la cancha porque en una de ésas hay un gol y mi marido me abraza”. ¿Tu mujer nunca te dijo eso?
No, no. Hay un libro que se llama “Fiebre en las gradas”, de un inglés fanático del Arsenal llamado Nick Hornby, que es muy claro. El decía que no hay que ir a la cancha con un chico ni con una mujer, porque no se puede prestar atención a dos cosas al mismo tiempo. Van a patear un corner y el chico quiere ir al baño. No se puede.
43 ¿En qué le gana Rosario a Buenos Aires y en qué Buenos Aires a Rosario?
Rosario tiene la ventaja del tamaño y la cantidad de habitantes. Yo creo que la calidad de vida crece cuando hay menos gente. Después, son ciudades parecidas: muy italianas, de inmigrantes, portuarias, tangueras; a diferencia de Córdoba, que es folclórica. El tamaño le da una característica de club a la ciudad, es más fácil encontrarse con la gente. Buenos Aires le puede ganar a Rosario en la oferta de espectáculos y actividades, que es mayor.
44 ¿Por qué te parece que hay tan poca literatura vinculada con el fútbol?
Proporcionalmente, para un país de la cultura futbolística de éste, no hay tanto material, como sí lo ha habido de boxeo, por ejemplo. Lo que pasa es que el tiempo que yo dedicaba a ver la Tercera, la Reserva y la Primera no me dejaba tiempo para escribir. Y el tipo que escribía se dedicaba a escribir, no iba a la cancha. El intelectual estaba alejado del fútbol en general. Con excepciones, como el Gordo Soriano y Osvaldo Bayer, otro hincha de Central, vale aclarar.
45 ¿Kempes, Poy, Palma o Zof?
Como símbolo de Central, Poy, por una suma de circunstancias que exceden al mismo Aldo: la palomita, que siempre jugó en Central...
46 De los equipos de Central campeón, ¿con cuál te quedás? El primero, el del 71, gran equipo.
47 ¿Tenés miedo que dentro de poco Central se vaya a la B?
Está dentro de las posibilidades, sobre todo por la situación económica y el vaciamiento futbolístico del club. Desde que se fue Bauza, Central vendió a 8 titulares. Y sigue. A pesar de que las inferiores de Central son una especie de milagro, no dan abasto.
48 ¿Por qué el fútbol rosarino en los últimos años ni siquiera pelea los campeonatos?
Por lo que decía antes. No se puede aguantar un equipo. Los jugadores que se destacan se venden a los 10 partidos, como Muñoz Mustafá o Cetto para citar los últimos casos.
49 ¿Avalás la suelta de ratas por aquel 4-0 a Newell’s con retirada del rival?
No, lo que se hace es un lanzamiento de toallas. En Rosario se da todo un contrapunto de recordatorios y mientras la cosa se mantenga en un plano de joda creativa, está bien, pero se puede poner espeso.
50 ¿La gente te pide autógrafos cuando vas al Gigante o te deja ver los partidos tranquilo?
Allá soy una figura de todos los días, así que los veo tranquilo, con un grupo de amigos en la platea alta del lado de los bancos.
51 ¿Qué hiciste después de la derrota con Cruz Azul en la semifinal de la última Libertadores?
La sensación general, a priori, era: partido muy difícil. Central había llegado mucho más lejos de lo que se podía pretender. En general hubo una sensación de cristiana resignación.
52 ¿Caloi, Quino o Landrú?
Eso no te lo voy a contestar porque me van a cagar a piñas entre todos. Los tres son muy amigos.
53 ¿Qué te cuesta más: dibujar o escribir?
Escribir me produce una tensión diferente. Dibujar no me cuesta tanto, a pesar de que no me considero un buen dibujante sino uno correcto. El problema es el texto; el dibujo sale.
54 ¿Nunca tuviste miedo de que un día se te corte la inspiración y no te salga nada?
Una vez lo contestaba Quino en una mesa redonda: todos tenemos miedo. Pero él decía: si hasta ahora se me han ocurrido cosas, ¿por qué de golpe se me van a dejar de ocurrir? Es un fantasma que a uno le da vueltas, pero lo de Quino tiene mucha lógica.
55 ¿Asado, pastas o pizza?
Uhhh, las tres cosas me gustan mucho. Son la base de mi alimentación, en realidad.
56 Una ciudad del mundo fuera de la Argentina.
Nueva York.
57 El primer partido que fuiste a la cancha.
Uno contra Tigre que me llevó mi viejo. Medianamente se recuerda porque fue una goleada muy grande de Central. Al final uno se da cuenta de que, en general, te toca debutar como espectador en uno de esos partidos intrascendentes.
58 ¿Qué extrañas del fútbol de antes?
Algunas sensaciones, como comer las pastas al mediodía y después salir a la cancha. Son hábitos más relacionados con el entorno que con el fútbol en sí. Y extraño el público, o sea, desapareció el público. Eso es indudable y desalienta.
59 ¿Cuándo, cómo y por qué te metiste en esto que hacés?
Uhhh, qué sé yo. A mí me gustaba copiar las historietas, pero no terminé el secundario y estuve un tiempo al re pedo hasta que mi viejo, un poco preocupado, me consiguió un laburo en una agencia de publicidad. Me metieron de pinche, para servir café y, poco a poco, empecé a hacer alguna cosita. El primer trabajo vinculado con lo mío fueron cosas del tipo “rellená esto de negro”.60 La última vez que te agarraste a trompadas. En la escuela primaria habrá sido.
61 ¿Todos los días a la tarde vas a El Cairo a tomar algo con tus amigos?
El Cairo se mudó a La Sede, otro boliche, y, por lo general, vamos todos los días. Somos una población flotante de casi 20; uno llega, a otro lo trae un amigo. La gran ventaja es que se hablan pelotudeces. Siempre repito: lo que cansa es prestar atención. Y cuando vos estás con gente muy amiga no tenés por qué prestarle atención. Nos quedamos entre las 7.30 y las 9 de la noche. Es un recreo, un hábito fantástico. Varios ya llevamos como 25 años juntos.
62 De las veces que votaste para presidente, ¿ganaste alguna?
Sí, alguna gané. En el 83 voté a Alfonsín.
63 ¿A quién votarías si hubiera elecciones mañana?
Creo que estoy en el mismo problema que la mayoría del pueblo argentino. Todos sabemos lo que no queremos pero no lo que queremos.
64 Si no terminaste la escuela y sos lo que sos, ¿el consejo es que los chicos no vayan a la escuela?
No, para nada, ésa sería una reflexión equivocada. En mi caso yo tuve la suerte de tener una determinada habilidad para dibujar, pero es una suma de casualidades. Ahora a mi hijo se le ha dado por la música y no sé por qué, como a mí se me dio por el dibujo cuando en mi familia nadie dibujaba.
65 ¿Hay mucho choreo en el mercado de humoristas?
Hay un lógico choreo porque uno aprende copiando. Yo copié a Prat y a tantos otros: cómo dibuja las manos, los ojos, cómo soluciona esto, pero después uno va creando su estilo propio. Con las ideas se dan muchos casos de coincidencias. A veces mando un chiste al diario y pienso: a ver si lo publican antes de que Crist publique el mismo.
66 ¿La vocación uno la trae de nacimiento o surge en un momento por algo?
No sé de dónde sale el puntapié inicial; por qué a mí me gustaron las historietas o se me ocurría copiar los dibujos. Esa es una parte misteriosa, aunque después se ejercita como un músculo cualquiera.
67 ¿Vos sos al humor como quién al fútbol?
No sé, un Ardiles, un trabajador.
68 ¿Nunca pensaste en afeitarte?
Sí, durante la dictadura, porque era un llamador, pero como soy un tipo muy rutinario no me afeité.
69 ¿Rock o tango?
Tango. Goyeneche como emblema.
70 ¿Cuál fue el clásico que te mantuvo más tiempo recluido en tu casa?
Me acuerdo de uno cuando era chico. ¡Lo que era la primaria! Newell’s ganó 5-3 después de ir 0-2. Una catástrofe.
71 ¿Por qué la mayoría de los artistas rosarinos conocidos, como Olmedo, Fito Páez o Baglietto, son de Central?
Yo tampoco le encontraba explicación y un amigo me dijo: “Es un testeo de la ciudad, si agarrás diez arquitectos es lo mismo”. Entonces, con artistas también.
72 ¿El fútbol es el anestesiante ideal de los gobernantes de turno?
No comparto esa teoría. La gente va a la cancha, grita, putea, sufre por el fútbol; sin embargo, cuando vuelve a la casa, sabe lo que está pasando. Acá se juega al fútbol pero los quilombos en los bancos y los cacerolazos siguen.
73 ¿En qué se diferencian los hinchas de Newell’s de los de Central?
Ahora están muy mezclados. Originariamente había una diferencia hasta social. Se me ocurre que siempre fue como más exagerado y quilombero el público de Central, pero la gente de Newell’s es muy seguidora también.
74 ¿Qué significa para vos que exista una organización como la OCAL?
Me parece propio de una hinchada como la de Central, no me extraña.
75 De chico eras lector de El Gráfico. ¿Qué era lo que más te gustaba?
Leía minuciosamente todo. Me gustaba, aparte, porque tenía una curiosidad de cómo se escribía. Panzeri tenía una cosa concienzuda, aunque me gustaba más Pepe Peña.


76 De los jóvenes de gráfica, ¿cuál te gusta más?
No veo toda la producción, pero te puedo nombrar a Langer.
77 ¿Hubo jugadores que te hicieron reír en una cancha?
Risa admirativa, tipo: mirá lo que se le ocurrió a este tipo. Maradona, Orteguita...
78 Si hubieras nacido y vivido en Suiza, ¿creés que tendrías la capacidad para hacer reír que tenés?
Siempre damos el ejemplo de qué harán los colegas suizos. No conozco ningún humorista suizo, la verdad.
79 ¿Creés posible que algún día Menotti y Bilardo se junten a discutir de fútbol?
Habría que preguntarles a ellos, pero este país da todo tipo de sorpresas, no hay que descartarlo. 80 ¿A tu hijo no lo desheredaste por el hecho de que no le guste el fútbol?
No. Habría sido terrible si me salía hincha de Newell’s. Conozco casos y es terrible la convivencia. 81 ¿Qué te dice cuando te ve sufriendo por radio o tevé un partido de Central?
Se ve que ya está acostumbrado. Por ahí llega y pregunta con miedo: “¿Cómo salió Central?”.
82 ¿Cómo fue el día que te fuiste a probar a Central?
No pasó nada. No hubo dudas.
83 ¿Cómo se dio el cambio para que pasaras de espectador, que va semana a semana a ver a Newell’s y a Central, a un fanático como ahora?
No sé si hay un momento exacto, aunque cuando iba a ver a Newell’s, era de Central, eso aclarémoslo. Después, cuando trascendió que yo era hincha de Central, y aparte me casé y tuve hijos, listo. Está bien el fanatismo, pero si además iba a ver a Newell’s iba a tener problemas con los hinchas de Newell’s y con mi mujer.
84 Estás viendo un partido de Central y se te ocurre algo, ¿lo anotás en un papel?
No, en los partidos de Central no se me ocurre nada, sólo pienso en el partido. Una vez me propusieron hacer un programa de tevé en el que yo iba con otro tipo a la cancha y mientras tanto hablábamos. “Pero vos estás en pedo –le dije–, yo no soporto ni que me dirijan la palabra cuando veo un partido de Central.”
85 Viene un día tu hijo y te dice que le empezó a gustar el fútbol y Newell’s, ¿qué hacés?
Tendría que consultarlo con un especialista, con un psicoanalista o algo por el estilo.
86 ¿A las neuronas las alimentás con algo en especial?
No. Me cuido con la comida para no engordar pero no hay dieta para el raciocinio.
87 ¿Qué cambios le harías al reglamento del fútbol?
Que cobren un lateral mal sacado. No incide para un carajo si mira al frente o no. Dejame de hinchar las pelotas.
88 ¿Alguna vez rompiste algo viendo o escuchando un partido de Central?
No. Lo que uno abandona son algunos amuletos: tenés este cenicero en la mano y ese día ganó Central, entonces lo repetís para el partido siguiente. Te dura dos partidos, hasta que Central pierde de nuevo.
89 Está por entrar un gol de Newell’s y vos estás adentro del campo, ¿te metés para evitar el gol?
No. Eso ya lo hizo el Turco Espil, lo patentó él.
90 A Natalia Oreiro la eligieron madrina de la selección uruguaya, ¿a quién eligirías para la argentina?
A Carolina Peleritti. Tiene rasgos saludablemente criollos.
91 ¿El jugador de Central más tribunero que recordás?
Dos. Buenos jugadores pero tribuneros al mango: el Chango Gramajo y el Puma Rodríguez. Una vez, el Chango le metió un gol a Newell’s en el Parque: eludió al arquero, hizo cruzar la pelota medio metro la línea de gol, siempre enganchada a su pie derecho; después la sacó, la levantó y la llevó como una bandeja en su mano, mostrándosela a la tribuna de Newell’s. Un personaje.
92 ¿Cómo fue vivir en Rosario entre 1971 y 1974 cuando Central tenía dos títulos y Newell’s ninguno?
Muy excitante, sobre todo por lo novedoso. Además, en esa época Newell’s tenía un equipo del carajo.
93 ¿Cómo te la hubieras bancado si Newell’s ganaba la Copa en el 88 o 92?
Difícil, hubiera sido realmente muy difícil de asimilar.
94 La verdad: de las mandarinas que te daba tu vieja para ir a la cancha, ¿cuántas terminaban en el campo de juego?
No era de tirar mandarinas. ¡Pero qué pérdida la de las mandarinas, no! El aroma. Debe ser una de las frutas más aromáticas, además una fruta diseñada para la cancha, cómoda para sacarle la piel. Antes era una costumbre llevarlas.
95 ¿Por qué en tu libro “No te vayas campeón” hay un capítulo dedicado a cada uno de los equipos campeones de Central pero hay dos solos que agrupan los 4 títulos de Newell’s?
No fue una determinación mía, de verdad. Yo soy un eterno sospechoso con respecto a Newell’s. Cuando en la revista Viva escribí una nota sobre Maradona, escribieron al costado los datos y se olvidaron de Newell’s. Me lo adjudicaron a mí, y yo ni sabía que iban a poner una ficha técnica.
96 ¿El Che Guevara era de Central o de Newell’s?
Eso está muy claro y no hay dudas. Era hincha de Central, no jodamos más. Y no lo digo yo sino Alberto Granado, el tipo que viajó con él. En el reportaje que le hizo Santo Biasatti, Granado cuenta que cuando iban viajando hacia el norte jugaban algunos partidos de fútbol. Biasatti le pregunta: “¿Y el Che jugaba?”. Granado le dice que sí, que era arquero e hincha de Central. Y explica que era de Central porque en esa época Central era el equipo del pueblo y Newell’s el de la alta sociedad. Te imaginás que con esa entrevista, la OCAL hizo todo: viajaron a Cuba, hicieron una marcha ahí, transmitieron el gol de Poy con los hijos del Che, todo. Así que no hay dudas, viejo.
97 ¿Qué se hace, después de la eliminación en el Mundial, cuando falta toda una vida para el próximo Mundial?
Es duro. Este ha sido un golpe muy fuerte porque el nivel de decepción suele ser directamente proporcional al nivel de expectativas que se generan. Y el nivel de expectativa fue exageradamente grande; por un lado, por lo que había justificado con creces en las eliminatorias y, por el otro, porque existía una carga adicional. Había una gran necesidad de tener una alegría, de que Verón además de tirar los centros bajara el precio de la harina y abriera el corralito.
98 ¿Estás de acuerdo con esos hinchas de Central que dijeron que no iban a alentar por Argentina y que gritarían los goles de Suecia porque Bielsa es de Newell’s?
No, no. Un tipo de la OCAL me comentó indignado ese hecho. No me extrañaría que fuera una nota armada; hoy, con tal de aparecer en tevé, hay gente que hace cualquier cosa. De todas formas, al día siguiente ya había gente de la OCAL distribuyendo un volante en el que repudiaban esos dichos por dos hechos esenciales: porque había tres jugadores de Central (Bonano, el Kily y Chamot) y porque Central ya tiene su técnico campeón mundial, el Flaco Menotti. Por eso, si Argentina salía campeón, de última quedábamos empatados. Y Bielsa hubiera sido el segundo, no el primero. Igual, no descarto que haya fanáticos recalcitrantes que piensen como esos de la tele. Son una ínfima minoría, no los comprendo.
99 ¿Cómo surgió una casa de velorios para que la Hermana Rosa viera los partidos del Mundial?
Estaba pensando qué ámbitos podían ser propicios para la cosa nocturna. Estaban los boliches bailables, los moteles, y también los velatorios. Me incliné por esto último y lamentablemente quedó de alguna manera vinculado con la suerte de Argentina en el Mundial.
100 ¿Se puede decir que la Hermana Rosa cumplió un ciclo después de su fracaso en el Mundial?
(Risas) A juzgar por los resultados, sí, pero en este país no hay muertos políticos. Se han equivocado tanto en muchísimos otros ámbitos que, indudablemente con la personalidad que tiene ella, estoy seguro de que va a renacer como si no hubiera cometido ningún error.